visitas en este momento

lunes, 22 de febrero de 2010

En el mundo, 333 millones de personas padecen de ETS



Cada año 333 millones de personas en el mundo se contagian de las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), las cuales tienen consecuencias negativas a largo plazo, especialmente para las mujeres, incluyendo las infecciones del tracto reproductivo, la infertilidad y en los nacidos muertos, reportó Family Care International.
Explicó que las cuatro ETS más comunes -.sífilis, gonorrea, clamidia y tricomoniasis-- son relativamente fáciles de curar con tratamiento de antibióticos. Sin embargo, muchas personas que tienen ETS y en particular las mujeres, no manifiestan ningún síntoma y, por lo tanto, no saben que necesitan tratamiento.


Asimismo, apuntó que varias ETS aumentan de tres a cuatro veces el riesgo de contraer el Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH), que es el virus que causa el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida), y que se desarrolla a medida que el VIH debilita el sistema inmunológico del cuerpo, y su capacidad para combatir infecciones y enfermedades mortales.
Para Family Care, los gobiernos deberían asegurar que la prevención y servicios de ETS y VIH/Sida sean un componente integral de los programas de salud sexual y reproductiva en el nivel primario de atención de la salud.
De ello, los programas de educación y los servicios para el control y tratamientos de las ETS y la prevención del VIH/Sida, incluyendo el uso de los condones, deberían de integrarse a los servicios de salud. Además, de estar disponibles para todas las personas que lo necesitaran.
Family Care resaltó que dado el impacto que el VIH/Sida tiene en la
población femenina, es necesario redoblar esfuerzos para que las mujeres y niñas tengan acceso a información, habilidades y métodos que necesitan para rechazar relaciones sexuales no deseadas o sin protección.
También, refirió, es importante que los hombres reciban educación para entender el valor del respeto mutuo y de la igualdad en todas las relaciones de género y sexuales y para entender un comportamiento sexual seguro.
Así, destacó Family Care que la información, educación y orientación para el comportamiento sexual responsable y la prevención efectiva de las ETS, incluyendo el VIH, deberían ser componentes integrales de todos los servicios de salud sexual y reproductiva
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada