visitas en este momento

miércoles, 26 de mayo de 2010

vacuna para el VPH

Qué es la vacuna para el VPH y cómo funciona?

La vacuna combate la enfermedad y crea resistencia. No es un virus vivo ni muerto. La vacuna previene las infecciones de los VPH tipo 6, 11, 16 y 18.

¿Es segura?

Las pruebas realizadas en la vacuna demuestran únicamente problemas menores. Algunas personas presentan un poco de fiebre tras ser vacunadas. Otras tiene un poco de irritación en el área donde se colocó la vacuna.

¿Es efectiva?

La vacuna tiene alrededor de 95 a 100% de efectividad contra el VPH tipo 6, 11, 16 y 18.

¿Quién debe vacunarse contra el VPH?

El FDA aprobó la vacuna en niñas y mujeres con edades entre los 9 y 26 años. Es preferible vacunarse antes de comenzar cualquier actividad sexual.

¿Cuántas inyecciones se necesitan?

Son 3 inyecciones. Una vez aplicada la primera, necesitará vacunarse por segunda vez 2 meses después. La tercera vacuna debe ser inyectada 6 meses después de la primera.

¿Por cuánto tiempo estará usted protegida?

Como la vacuna es relativamente nueva no se sabe con exactitud, es necesario realizar más estudios para disponer de esta información. Por ejemplo, la FDA no sabe si la persona necesitará un refuerzo después de 2 años de aplicada.

¿Debería vacunar a pesar de que ya tengo el virus?

La vacuna no trata ni cura el VPH. La inyección ayuda a que una persona que ya tiene algún tipo de virus no se infecte por los otros tipos. Por ejemplo, si usted tiene el tipo 6, la vacuna lo protegerá de adquirir el tipo 16.

¿Me puedo contagiar con la vacuna?

No. La vacuna no contiene el virus del papiloma humano.

Reacciones Adversas

En la ficha técnica de esta vacuna se describen las reacciones adversas conocidas para este medicamento y que incluyen: pirexia y eritema, dolor, e hinchazón en el punto de inyección, como muy frecuentes y otras menos frecuentes como linfadenopatía, reacciones de hipersensibilidad, síndrome de Guillain-Barré, mareo, dolor de cabeza, síncope, artralgia, mialgia, astenia, fatiga y malestar general. En relación con la posibilidad de aparición de un síncope, la ficha técnica advierte:

"Despues de cualquier vacunación puede producirse síncope (desmayo), especialmente en adolescentes y adultos jóvenes. Se han notificado casos de síncope, algunas veces asociado a caídas, despues de la vacunación con Gardasil (ver sección 4.8). Por lo tanto, debe observarse cuidadosamente a los vacunados durante aproximadamente 15 minutos después de la administración de Gardasil

GONORREA

¿Qué es Gonorrea?

La gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual causada por una bacteria llamada Neisseria gonorrhoeae. Estas bacterias pueden infectar el tracto genital, la boca y el recto. En las mujeres, el primer lugar de infección es el cervix. Sin embargo, la enfermedad se puede diseminar al útero y las trompas de Falopio produciendo enfermedad inflamatoria pélvica. (EIP). La EIP afecta a más de 1 millón de mujeres en este país cada año, pudiendo causar esterilidad hasta en un 10 por ciento de las mujeres infectadas y embarazos ectópicos.

En 2000, 358.995 casos de gonorrhea fueron divulgados a los Centros para el Control y la Prevención de la Enfermedad (CDC). En los Estados Unidos, aproximadamente 75 por ciento de todos los casos divulgados del gonorrhea se encuentran en personas jóvenes envejecidas 15 a 29 años. Los índices más altos de la infección se encuentran generalmente en las mujeres de 15 a 19 años de edad y hombres de 20 a 24 años de edad. Los economistas de la salud estiman de que el coste anual el gonorrhea y sus complicaciones está cerca de $1,1 mil millones.

La gonorrea se transmite durante la relación sexual. Las mujeres infectadas pueden infectar de gonorrea a sus bebés a la hora del parto y causarle infección en los ojos. Esta complicación es rara porque a los recién nacidos se les aplica un medicamento en los ojos para prevenir la infección. Cuándo la infección se presenta en el tracto genital, en la boca, o en el recto de un niño, comúnmente es debido a abuso sexual.

¿Cuáles Son los Síntomas de la Gonorrea?

Los primeros síntomas de gonorrea generalmente son leves. Usualmente, los síntomas aparecen dentro de dos a 10 días después de tener contacto sexual con una pareja infectada. Un pequeño número de personas pueden estar infectadas por meses sin mostrar síntomas.
Cuándolas mujeres tienen síntomas, los primeros son::

•Sangrado asociado con las relaciones sexuales por la vagina
•Dolor o ardor al orinar
•Descarga vaginal amarilla o con sangre
•Algunos síntomas más avanzados, que pueden indicar el desarrollo de EIP, incluyen calambres y dolor, sangrado entre períodos menstruales, vómito, o fiebre.
Los hombres tienen síntomas más frecuente que las mujeres. Los síntomas incluyen:

•Pus proveniente del pene y dolor
•Ardor al orinar que puede ser severo
•Los síntomas de una infección rectal incluyen la descarga, comezón anal, y ocasionalmente movimientos en el intestino dolorosos con sangre fresca en el excremento.
¿Cómo se Diagnostica la Gonorrea?

Los médicos y otros profesionales de la salud generalmente usan tres técnicas de laboratorio para diagnosticar la gonorrea: tinción de muestras de biológicas directamente para la bacteria, la detección de genes o ácido nucleico (DNA) bacteriano en la orina, y crecimiento de la bacteria en un cultivo de laboratorio. Muchos médicos prefieren hacer más de una prueba para llegar a un diagnóstico más exacto.
La prueba de tinción implica colocar una muestra de la descarga del pene o del cervix (cuello del útero) en un portaobjetos y teñirlo con un tinte. Entonces el doctor usa un microscopio para buscar las bacterias en el portaobjetos. Generalmente usted puede obtener los resultados de la prueba mientras esta en el consultorio o en la clínica. Esta prueba es bastante exacta para los hombres pero no es buena para las mujeres. Sólo una de cada dos mujeres con gonorrea tiene tinción positiva.

Muy a menudo, los doctores usan muestra de orina o escobillado del cervix para una nueva prueba que detecta los genes de la bacteria. Estas pruebas son tanto o más exactas que los cultivos bacterianos, y muchos médicos las usan.

La prueba de cultivo implica colocar una muestra de la descarga en un plato de cultivo e incubarla por dos días para permitir que la bacteria se multiplique. La sensibilidad de esta prueba depende del sitio de donde se toma la muestra. Los cultivos de muestras cervicales detectan la infección aproximadamente el 90 por ciento de las veces. El doctor también puede tomar un cultivo para detectar la gonorrea en la garganta. Los cultivos permiten probar la resistencia bacteriana a los antibióticos

SIDA

El SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) es la etapa final y más grave de la infección por VIH, la cual produce daño severo al sistema inmunitario.

Causas
El SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) es la quinta causa importante de muerte en las personas entre 25 y 44 años de edad en los Estados Unidos, pero en 1995 ocupaba el número uno. Alrededor de 25 millones de personas en todo el mundo han muerto a causa de esta infección desde el comienzo de la epidemia y, en 2006, había alrededor de 40 millones de personas alrededor del mundo viviendo con VIH/SIDA.

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) causa el SIDA. Este virus ataca al sistema inmunitario y deja al organismo vulnerable a una gran variedad de infecciones y cánceres potencialmente mortales.

Las bacterias comunes, los hongos levaduriformes, los parásitos y los virus que generalmente no provocan enfermedades serias en personas con sistema inmunitario sano pueden provocar enfermedades mortales en las personas con SIDA.

Se ha encontrado el VIH en saliva, lágrimas, tejido del sistema nervioso, líquido cefalorraquídeo, sangre, semen (incluido el líquido preseminal, que es el líquido que sale antes de la eyaculación), flujo vaginal y leche materna. Sin embargo, sólo a través de la sangre, el semen, las secreciones vaginales y la leche materna se le transmite la infección a otras personas.

El virus se puede transmitir:

A través del contacto sexual, ya sea oral, vaginal o anal.
Por vía sanguínea, mediante transfusiones (en la actualidad muy poco común en los Estados Unidos) o al compartir agujas.
De la madre al niño. Una mujer embarazada puede transmitir el virus a su feto a través del hecho de compartir la circulación de la sangre o una madre lactante puede transmitirlo a su bebé en su leche materna.
Hay otros métodos de transmisión poco comunes como una lesión accidental con una aguja, inseminación artificial por un semen donado infectado y a través de trasplantes de órganos con órganos infectados.

La infección por VIH no se propaga por contacto casual como un abrazo, por tocar cosas que han sido tocadas con anterioridad por una persona infectada con el virus, ni durante la participación en deportes ni por mosquitos.

No se transmite a las personas que DONAN sangre u órganos. Las personas que donan órganos nunca entran en contacto directo con los que los reciben. De la misma manera, alguien que dona sangre no tiene contacto con el que la recibe. En todos estos procedimientos se utilizan agujas e instrumentos estériles.

Sin embargo, el VIH se puede transmitir a la persona que RECIBE sangre u órganos de un donante infectado. Para reducir este riesgo, los bancos de sangre y los programas de donación de órganos hacen exámenes minuciosos a los donantes, la sangre y los tejidos.

Entre las personas con mayor riesgo de contraer el VIH están:

Drogadictos que comparten agujas para inyectarse drogas por vía intravenosa
Bebés nacidos de madres con VIH que no recibieron la terapia para VIH durante el embarazo
Personas involucradas en relaciones sexuales sin precauciones
Personas que recibieron transfusiones sanguíneas o hemoderivados entre 1977 y 1985 (antes de que los exámenes de detección se volvieran una práctica estándar).
Los compañeros sexuales de personas que participan en actividades de alto riesgo (como el uso de drogas inyectadas o el sexo anal)
El SIDA comienza con una infección por VIH. Es posible que las personas infectadas con el VIH no presenten síntomas durante 10 años o más, aunque sí pueden transmitir la infección a otros durante este período asintomático. Entre tanto, si la infección no se detecta y se inicia el tratamiento, el sistema inmunitario se debilita gradualmente y se desarrolla el SIDA.

La infección aguda por VIH progresa con el tiempo (generalmente unas pocas semanas a meses) a una infección por VIH asintomática (sin síntomas) y luego a infección sintomática temprana por VIH. Posteriormente, progresa a SIDA (infección por VIH avanzada con conteo de células T por debajo de 200 células/mm3 ).

Casi todas las personas infectadas con el VIH, de no recibir tratamiento, desarrollarán el SIDA. Hay un pequeño grupo de pacientes que desarrollan SIDA muy lentamente o que nunca lo desarrollan. A estos individuos se los llama pacientes sin progresión de la enfermedad y muchos parecen tener una diferencia genética que impide que el virus le cause daño a su sistema inmunitario.

Síntomas
Los síntomas del SIDA son principalmente el resultado de infecciones que normalmente no se desarrollan en personas con un sistema inmunitario sano. Estas se llaman "infecciones oportunistas".

El VIH agota el sistema inmunitario de las personas con SIDA, que quedan muy susceptibles a dichas infecciones oportunistas. Los síntomas comunes son fiebre, sudores (particularmente en la noche), ganglios linfáticos inflamados, escalofríos, debilidad y pérdida de peso.

Ver la sección de signos y exámenes a continuación para obtener una lista de las infecciones oportunistas comunes y los principales síntomas asociados con ellas.

Nota: la infección inicial con VIH puede no producir ningún síntoma. Sin embargo, algunas personas sí experimentan síntomas seudogripales con fiebre, erupción cutánea, irritación de garganta e inflamación de los ganglios linfáticos, generalmente dos semanas después de contraer el virus. Algunas personas con infección por VIH permanecen por años sin síntomas entre el momento en que estuvieron expuestas al virus y cuando desarrollan el SIDA.

Pruebas y exámenes
La siguiente es una lista de infecciones y cánceres relacionados con el SIDA que las personas con esta enfermedad adquieren a medida que su conteo de CD4 disminuye. Anteriormente, tener SIDA se definía como tener infección por VIH y adquirir una de estas enfermedades adicionales. Hoy en día, de acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, a una persona también se le puede diagnosticar SIDA si tiene un conteo de CD4 por debajo de 200, incluso si no tiene una infección oportunista.

El SIDA también se puede diagnosticar si una persona desarrolla una de las numerosas infecciones y cánceres que ocurren más comúnmente en personas con infección por VIH. Estas infecciones son poco frecuentes en personas con un sistema inmunitario sano.

Las células CD4 son un tipo de células inmunitarias y también se llaman "linfocitos T" o "linfocitos T cooperadores."

Se pueden presentar muchas otras enfermedades y sus respectivos síntomas además de las que aparecen en esta lista.

Enfermedades frecuentes con conteo de CD4 inferior a 350 células/mcl:

Virus del herpes simple: causa úlceras o vesículas en la boca o en los genitales; se presenta con más frecuencia y generalmente con mucha más severidad en una persona infectada con VIH que antes de la infección.
Tuberculosis: infección con la bacteria de la tuberculosis que afecta sobre todo a los pulmones, pero puede afectar a otros órganos como los intestinos, el revestimiento del corazón o los pulmones, el cerebro o el revestimiento del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal.
Candidosis bucal o vaginal: infección por hongos levaduriformes en la boca o en los genitales.
Herpes zoster (culebrilla): úlceras/vesículas sobre un parche de piel, causadas por la reactivación del virus varicella-zóster.
Linfoma no Hodgkin: cáncer de los ganglios linfáticos.
Sarcoma de Kaposi: cáncer de la piel, los pulmones y los intestinos, asociado con un virus del herpes (HHV-8). Esta afección puede ocurrir con cualquier conteo de CD4, pero con más probabilidad en conteos de CD4 bajos, y es más común en hombres que en mujeres

sifilis


BUENO AMIGOS HOY LE PONDRE UN LINK DE UNA PAGINA QUE ME PARECIO MUY ATRACTIVA Y QUE NOS SIRVE DE MUCHA INFORMACION SOBRE LA SIFILIS CHEKENLA Y ME DICEN QUE TAL ESTA BYEE

www.cdc.gov/std/spanish/STDFact-Syphilis-s.htm

herpes


El herpes simple (del latín herpes, y del griego ἕρπης, «reptar»)[1] es una enfermedad infecciosa inflamatoria de tipo vírico, que se caracteriza por la aparición de lesiones cutáneas formadas por pequeñas vesículas agrupadas en racimo y rodeadas de un halo rojo. Es causada por el virus herpes simplex, o virus herpes hominis, de tipo I (VHS-1) que afecta cara, labios, boca y parte superior del cuerpo, y de tipo II (VHS-2) que se presenta más frecuentemente en genitales y parte inferior del cuerpo.[2] Actualmente no existe cura definitiva para el herpes.[3] Sin embargo hay varias formas de tratamiento disponibles para reducir los síntomas y acelerar el proceso de curación de las lesiones, tras el cual el virus persistirá de forma latente en el organismo hasta la reaparición del siguiente episodio activo.[4] Los tipos de herpes simple han de distinguirse del herpes zóster que es una entidad nosológica totalmente distinta.

Herpes genital. Infección por VHS-II localizada en los genitales femeninos (detalle de la vulva).Las manifestaciones más comunes del herpes simple , también conocido como catarral o febril, que es causado en la mayoría de los casos por el Virus Herpes Simple tipo I, y el herpes genital causado por el Virus Herpes Simple tipo II con más frecuencia que el tipo I.[2]

También es posible encontrar manifestaciones por infección de VHS-1 en el ojo, especialmente en la conjuntiva y la córnea, así como meningoencefalitis —infección de las capas que recubren del cerebro—.

Otra de las manifestaciones posibles se produce cuando afecta a un dedo de la mano, produciendo lo que se denomina panadizo herpético. Esta afección suele afectar a los facultativos que se exponen a secreciones de sujetos infectados durante los procedimientos médicos.

Cuando una mujer infectada por herpes genital da a luz a un niño por medio de parto vaginal, especialmente si éste se produce durante una de las recidivas, el bebé puede resultar infectado. También es posible que el virus del herpes de una madre afectada infecte al feto, causándole anomalías congénitas.[2] hay muchos tipos

Guìas Para Tener Relaciones Sexuales Más Seguras

CÓMO SE DISEMINA EL VIH DURANTE LAS RELACIONES SEXUALES?

Para diseminar el VIH durante las relaciones sexuales, tiene que haber transmisión de sangre o fluidos sexuales infectados con el VIH. Estos provienen del pene del hombre o de la vagina de la mujer antes, durante o después de un orgasmo. El VIH puede ser transmitido cuando el fluido infectado entra en el cuerpo de una persona.
Usted no puede diseminar VIH si la infección no está presente. Si usted y su pareja no están infectados con el VIH, no existe riesgo alguno. Una carga viral indetectable (ver hoja informativa 125) NO significa que no exista infección con el VIH. Si no hay contacto con sangre o fluidos sexuales no se corre ningún riesgo. El VIH debe entrar en el cuerpo para que ocurra la infección.
Esta guía ofrece sugerencias para reducir el riesgo de transmitir el VIH durante las relaciones sexuales.

ACTIVIDADES CON RIESGO
Tener relaciones sexuales sin protección causa un alto grado de diseminación del VIH. El riesgo mayor existe cuando la sangre o los fluidos sexuales entran en contacto con las áreas suaves y húmedas (membranas mucosas) del interior del recto, vagina, boca, nariz, o de la punta del pene. Estas zonas pueden ser lastimadas fácilmente, lo que permite el acceso del VIH al interior del cuerpo.
Las relaciones vaginales o rectales sin protección son prácticas de alto riesgo. Los fluidos sexuales entran al cuerpo y cuando el pene del hombre es insertado, puede causar pequeños desgarros que facilitan la infección con el VIH. La persona receptora tiene mayores posibilidades de infectarse. El VIH también es capaz de ingresar por el pene, especialmente si éste entra en contacto con sangre o fluidos vaginales por largo tiempo o si existen heridas abiertas.
Algunos hombres creen que no pueden transmitir el VIH si retiran el pene antes de tener un orgasmo. Esto no es cierto ya que el VIH puede estar presente en el fluido que sale del pene antes del orgasmo.

ACTIVIDADES CON MENOS RIESGO
La mayoría de las actividades sexuales acarrean cierto grado de riesgo de transmitir el VIH. Para reducir el riesgo hay que dificultar la entrada de sangre o fluidos sexuales en el cuerpo.
Sea consciente de su cuerpo y del de su pareja. Las cortaduras, heridas o hemorragias de las encías pueden aumentar el riesgo de transmitir el VIH. Las actividades físicas bruscas también aumentan el riesgo. Incluso las heridas pequeñas brindan al VIH una vía de entrada al cuerpo.
Utilice una barrera para prevenir el contacto con la sangre u otros fluidos sexuales. Recuerde que la barrera natural de protección del cuerpo es la piel. Sin embargo, en raros casos el VIH puede ingresar al cuerpo a través de membranas mucosas intactas. El riesgo de infección es mayor si las membranas están dañadas.

La barrera artificial
Más común para los hombres son los condones. Usted también puede usar un condón femenino, para proteger la vagina o el recto durante las relaciones sexuales. La hoja 153 brinda más información sobre los condones.
Los lubricantes
Pueden aumentar la estimulación sexual. También reducen las posibilidades de que los condones u otras barreras se rompan. Los lubricantes hechos a base de aceite como la vaselina, algunos aceites o cremas pueden dañar los condones o a otras barreras de látex. Asegúrese de usar lubricantes hechos a base de agua.

El sexo oral
Acarrea riesgo de transmisión del VIH, especialmente si los fluidos sexuales entran en la boca y existen encías sangrantes o heridas en la boca. Trozos de látex o envoltorio plástico sobre la vagina, o condones sobre el pene pueden ser usados como barreras durante el sexo oral. Los condones sin lubricantes son mejores para practicar sexo oral ya que la mayoría de los lubricantes tienen mal sabor.

ACTIVIDADES SIN RIESGO
Con las actividades seguras no se corre el riesgo de transmitir el VIH. La abstinencia (no tener relaciones sexuales nunca) está completamente libre de riesgos. Tener relaciones con una sola persona, está libre de riesgos siempre y cuando ninguno de los dos esté infectado ni tenga relaciones con otra persona ni comparta agujas
Tener fantasías o masturbarse (situaciones en las que usted no comparte sus fluidos), conversaciones eróticas y el masaje no sexual, son también situaciones libres de riesgo. Estas actividades evitan el contacto con sangre o fluidos sexuales y por lo tanto no existe riesgo de transmitir el VIH.

Para correr menos riesgos, asuma que su pareja sexual está infectada con el VIH. Usted no puede saber si una persona está infectada, juzgando por su aspecto. Pueden mentirle y no decirle que están infectados, especialmente si quieren tener relaciones con usted. Hay personas que se infectaron con VIH de sus parejas, quienes fueron infieles “solo una vez”.
Incluso aquellos que obtienen un resultado negativo en el análisis del VIH pueden estar infectados. Se pudieron haber infectado después de hacerse el análisis o haberse hecho el análisis muy poco tiempo después de haberse infectado.

¿QUÉ PASA SI LAS DOS PERSONAS ESTÁN INFECTADAS?
Algunas personas VIH+ no creen que tengan que mantener relaciones sexuales de bajo riesgo cuando sus parejas sexuales también son VIH+. Sin embargo, todavía es importante jugar “sin riesgo”. Si no lo hace, puede exponerse a otras infecciones de transmisión sexual como herpes o sífilis. Si usted es VIH+, estas enfermedades pueden ser más serias. Escoger un compañero sexual por su estado de infección por el VIH se llama in inglés "sero sorting." Un estudio reciente mostró que no es muy eficaz para reducir el riesgo de infección.
Además, usted puede “reinfectarse” con una cepa diferente del VIH. Quizás no pueda controlar esta nueva versión del VIH con los medicamentos que tome. Es posible que también sea resistente a otros antirretrovirales. No hay forma de saber qué tan riesgoso es para dos personas VIH+ tener relaciones sexuales sin protección. Seguir las sugerencias de esta guía puede reducir el riesgo.

SEPA LO QUE HACE
Usar alcohol o drogas antes o durante las actividades sexuales, aumenta las posibilidades que usted no siga las recomendaciones para practicar relaciones más seguras. Tenga mucho cuidado si ha usado alcohol o drogas.

ESTABLEZCA SUS LÍMITES

Decida cuánto riesgo está dispuesto a correr. Sepa cuánta protección quiere usar durante sus relaciones sexuales. Antes de tener relaciones sexuales: piense acerca de las relaciones sexuales más seguras establezca sus límites
  • obtenga lubricantes y condones, u otras barreras de protección. Asegúrese de que resulte fácil encontrarlas cuando las necesite.
  • hable con su pareja para que ellos conozcan sus límites.
  • Sea fiel a sus límites. No deje que el alcohol, las drogas o una pareja atractiva lo hagan olvidar de cómo protegerse.
EN POCAS PALABRAS
La infección con el VIH puede ocurrir durante las actividades sexuales. Las relaciones sexuales no son riesgosas si no hay VIH presente, no hay sangre ni fluidos sexuales o si no existe manera de que el VIH ingrese al cuerpo.
Usted puede reducir el riesgo de infección si evita actividades poco seguras o si usa barreras como condones. Decida cuáles son sus límites y cúmplalos.






















1 PRUEBAS DE DETECCION DEL VIH

Cómo utilizar una prueba bucal rápida para la detección del VIH

Prueba de anticuerpos contra el VIH

Las pruebas de anticuerpos contra el VIH son las más apropiadas para el diagnóstico de rutina del VIH en adultos. Las pruebas de anticuerpos son económicas y arrojan resultados muy precisos. La prueba ELISA (inmunoabsorbente enzimático) también llamada EIA (ensayo de inmunoabsorción enzimática) fue la primera prueba de detección del VIH que se utilizó en forma masiva.



¿Cómo funcionan las pruebas de anticuerpos?

Cuando una persona está infectada con el virus del VIH, el cuerpo responde con la producción de proteínas especiales que combaten la infección. Estas proteínas se denominan anticuerpos. Una prueba de anticuerpos contra el VIH busca tales anticuerpos en la sangre, la saliva o la orina. Si se detectan anticuerpos contra el VIH, la persona está infectada. Hay solamente dos excepciones a esta regla:



Los bebés de madres infectadas con el virus del VIH retienen los anticuerpos de las madres durante hasta 18 meses. Por lo tanto, puede dar positivo cuando se someten a la prueba de anticuerpos contra el VIH, incluso si son VIH negativo. Normalmente, a los bebés que nacen de madres VIH positivo se los somete a una prueba de RCP (consulte a continuación) luego de su nacimiento.

Algunas personas que han participado en los estudios clínicos de la vacuna del VIH pueden presentar anticuerpos contra el VIH incluso si no están infectadas con el virus.

Gran parte de las personas desarrolla anticuerpos detectables contra el VIH en el período que se extiende desde la sexta a la duodécima semana de haberse infectado. En los casos más excepcionales, el desarrollo de anticuerpos puede tardar hasta seis meses. Es extremadamente improbable que el desarrollo de anticuerpos se produzca en un período superior a los seis meses.



¿Qué es el ‘período de incertidumbre’?

El ‘período de incertidumbre’ es un término que se utiliza para describir al período que transcurre entre la infección del VIH y la producción de anticuerpos. Durante este período, una prueba de anticuerpos puede arrojar un resultado ‘negativo falso’, lo que significa que la prueba será negativa, incluso si la persona está infectada con VIH. Para evitar este tipo de resultados, se sugiere que las pruebas de anticuerpos se realicen tres meses después de la posible exposición a la infección de VIH.



Una prueba que arroja resultados negativos a los tres meses casi siempre indicará que la persona no está infectada con VIH. Si la prueba realizada a una persona aún arroja resultados negativos a los seis meses y tal persona no ha corrido peligro de infectarse con VIH en el ínterin, se infiere que esta persona no está infectada con VIH.



Es muy importante tener en cuenta que si una persona está infectada con VIH, aún puede transmitirle el virus a otras personas durante el período de incertidumbre.



¿Cuál es el nivel de precisión de las pruebas de anticuerpos?

Las pruebas de anticuerpos son extremadamente precisas cuando se trata de detectar la presencia de anticuerpos contra el VIH. Las pruebas ELISA son muy sensibles y, en consecuencia, detectarán pequeñas cantidades de anticuerpos contra el VIH. No obstante, este alto grado de sensibilidad implica que su especificidad (la capacidad de distinguir los anticuerpos contra el VIH de otro tipo de anticuerpos) se ve levemente reducida. Por lo tanto, existe una posibilidad muy pequeña de que un resultado se presente como ‘positivo falso’.



Un resultado positivo falso implica que aunque una persona no esté infectada con VIH, la prueba de anticuerpos puede arrojar un resultado positivo. Luego de haber realizado una prueba de anticuerpos con resultado positivo, se debe realizar una prueba confirmatoria, tal como las siguientes:



Una prueba Western blot: una de las pruebas confirmatorias de anticuerpos más antigua y precisa. Su realización puede ser compleja y producir resultados indeterminados en caso de que la persona presente una infección transitoria con otro virus.

Una prueba de inmunofluorescencia indirecta: es similar a la prueba Western blot, pero utiliza un microscopio para detectar los anticuerpos contra el VIH.

Un inmunoensayo lineal: se utiliza comúnmente en Europa. Reduce la posibilidad de contaminación de la muestra y goza de la misma precisión que la prueba Western blot.

Una segunda prueba ELISA: en entornos con pocos recursos y una prevalencia relativamente alta, se puede utilizar una segunda prueba ELISA para confirmar el diagnóstico. Es frecuente que la segunda prueba sea de una marca comercial diferente y que se utilice un método de detección diferente.

Cuando las dos pruebas se combinan, la posibilidad de obtener resultados imprecisos es inferior al 0,1%.

2 PRUEBAS DE DETECCION DEL VIH

Prueba rápida de detección del VIH

Un kit de prueba rápida de VIH-1/2 OraQuick

Estas pruebas se basan en la misma tecnología que las pruebas ELISA, pero en lugar de enviar la muestra para su posterior análisis en el laboratorio, la prueba rápida puede producir resultados similares en 20 minutos.



Las pruebas rápidas pueden utilizar muestras de sangre o secreciones bucales. Son fáciles de usar y no se necesitan instalaciones clínicas ni personal altamente capacitado para su realización.



Después de haber obtenido resultados positivos en una prueba rápida, debe realizarse una prueba confirmatoria. Los resultados de esta última pueden tardar de varios días a varias semanas.



Prueba del antígeno P24

Los antígenos son sustancias que se encuentran en un cuerpo o germen extraño y que activan la producción de anticuerpos en el cuerpo humano. El antígeno del VIH que provoca más comúnmente una respuesta de los anticuerpos es la proteína P24. Durante el período inicial de la infección, la proteína P24 se produce en exceso y se puede detectar en el suero sanguíneo (aunque el VIH se establezca completamente en el cuerpo, disminuirá a niveles indetectables).



En general, las pruebas del antígeno P24 no se utilizan para diagnosticar el VIH debido a que poseen muy baja sensibilidad y solamente funcionan antes de que se produzcan los anticuerpos en el período posterior a la infección con VIH. En la actualidad, se utilizan con mayor frecuencia como un componente de las pruebas de la 'cuarta generación'.



Pruebas de la cuarta generación

Algunas de las pruebas de detección del VIH más modernas combinan las pruebas del antígeno P24 con pruebas de anticuerpos estándares para reducir el ‘período de diagnóstico’. La realización en simultáneo de la prueba de anticuerpos y la del antígeno P24 tiene la ventaja de posibilitar una detección más temprana y precisa del VIH.



En el Reino Unido, las pruebas de la cuarta generación constituyen la principal sugerencia para detectar el VIH entre las personas. No obstante, tales pruebas no se ofrecen en todas las instituciones donde comúnmente se llevan a cabo estos procedimientos.1 En los Estados Unidos, se espera que las aplicaciones para las pruebas de la cuarta generación se aprueben en un futuro cercano.2



Prueba de RCP

La prueba de RCP (prueba de la Reacción en Cadena de Polimerasa) puede detectar el material genético del VIH antes que los anticuerpos contra el virus y, de esta forma, puede identificar el VIH en la sangre a las dos o tres semanas de haberse producido la infección. La prueba también se conoce como prueba de carga viral y prueba de amplificación del ácido nucleico del VIH.



A los bebés que nacen de madres VIH positivo a menudo se les realizan las pruebas de RCP debido a que estos niños retienen los anticuerpos de la madre durante varios meses. En consecuencia, la prueba de anticuerpos arroja resultados imprecisos. En la mayoría de los países desarrollados, se examina el suministro de sangre para detectar el virus del VIH a través del uso de las pruebas de RCP. Sin embargo, éstas no se utilizan con frecuencia para detectar el virus del VIH en las personas, ya que suelen ser muy costosas. Además, su realización y posterior interpretación presentan más complicaciones que una prueba de anticuerpos estándar.



Muestras y pruebas domésticas para la detección del VIH

Usualmente se recomienda que la prueba de detección del VIH se lleve a cabo en un entorno sanitario. No obstante, en algunos países se utilizan los kits de muestras y pruebas domésticas.



Muestras domésticas

Con un kit de muestras domésticas, una persona puede tomar una muestra (usualmente una muestra de sangre) y enviarla al laboratorio para su análisis. Pueden contactarse telefónicamente unos días después para solicitar los resultados. Si el resultado es positivo, un asesor especializado le ofrecerá apoyo emocional y le recomendará profesionales médicos a quienes puede acudir. Las principales ventajas de este método son la comodidad, la velocidad, la privacidad y el anonimato.



Hay una compañía en Estados Unidos que ofrece un kit de muestras domésticas que ha sido aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos.3 Los kits que no cuentan con una aprobación de parte de tal entidad se comercializan por Internet.4



También hay una compañía en el Reino Unido que ofrece este tipo de servicios a través del uso de secreciones bucales en lugar de una muestra de sangre.5 En caso de obtener resultados positivos, la persona deberá someterse a un análisis de sangre posterior en una clínica.



Pruebas domésticas

Hace referencia a la situación que involucra a una persona que realiza una prueba rápida de anticuerpos para detectar el VIH en un entorno doméstico. La persona toma una muestra de sangre o saliva y puede interpretar los resultados en cuestión de minutos. Si la prueba arroja resultados positivos, la persona deberá someterse a un análisis de sangre adicional y confirmatorio en una clínica.



En algunos países, la venta al público de estos kits es ilegal. Si la prueba se compra en Internet, no hay garantía de que el kit sea original ni tampoco se garantiza la precisión de los resultados. El permiso de venta de estos kits es objeto de un arduo debate en numerosos países. AVERT, una organización benéfica británica, se opone a la legalización de la venta de estos kits en el Reino Unido debido a la falta de asesoramiento posterior a la realización de la prueba.

3 PRUEBAS DE DETECCION DEL VIH


Cómo realizar una prueba para la detección del VIH


¿Cuáles son las razones para someterse a una prueba de detección del VIH?

Cómo utilizar una prueba bucal rápida para la detección del VIH

Existen numerosas razones para realizarse una prueba de detección del VIH. A aquellos que creen haber estado expuestos al virus, realizarse una prueba y obtener resultados negativos (lo que significa que no están infectados con el virus del VIH) puede tranquilizarlos.



Si el resultado de la prueba es positivo, hay numerosas posibilidades de ayudar a una persona a lidiar con el resultado y llevar una vida saludable.



Una persona que obtiene un resultado positivo en la prueba necesitará un tratamiento antirretrovírico para frenar el virus y mantener un sistema inmunológico saludable. Mientras mayor sea la cantidad de tiempo que transcurre sin que la persona reconozca la presencia del virus, menor es la probabilidad de que el tratamiento funcione. Los médicos pueden controlar la salud de una persona VIH positivo a fin de proporcionarle el régimen de tratamiento adecuado en el momento correcto.

Si una persona sabe que está infectada con el virus del VIH, puede tomar medidas para proteger a los demás. Puede practicar sexo seguro e informarles a sus parejas anteriores que ellos podrían haber estado en riesgo de contraer el virus del VIH.

Las personas que obtienen un resultado positivo en la prueba y que desean formar una familia pueden aprender diversas formas de proteger a sus hijos y evitar la transmisión de madre a hijo.

¿Qué implica una prueba de detección del VIH?

En algunos países, las pruebas de detección del VIH se proporcionan en numerosos lugares, tales como clínicas de salud, consultorios médicos e instalaciones en donde se proporciona asesoramiento profesional y voluntario sobre el VIH/SIDA y en donde se realizan las pruebas de detección. Cuando alguien concurre a estos lugares, a menudo se encontrará con un médico, un asesor capacitado, una enfermera u otro profesional de la salud en un ámbito privado. Dicha persona le explicará lo que implica este tipo de prueba y sus resultados.



Se tomará una muestra de sangre (del brazo) o de secreciones bucales, según el tipo de prueba que se utilice en la institución. La prueba es estrictamente confidencial y únicamente se realiza si la persona así lo decide. A los médicos personales no se les informa acerca de la prueba sin el permiso de la persona. Según la prueba que se utilice, puede llevar desde minutos hasta días o semanas conocer los resultados.



¿Cuándo debe realizarse una prueba de detección del VIH?

Una prueba de anticuerpos estándar (consulte anteriormente) busca los anticuerpos contra el VIH en la sangre de una persona. Estos anticuerpos pueden aparecer hasta tres meses después del momento de la infección. Por lo tanto, para obtener resultados precisos, una persona debe esperar tres meses desde el momento en que se sospecha la presencia del virus en el cuerpo. Algunos centros de realización de pruebas recomiendan volver a efectuar una segunda prueba a los seis meses, ya que en algunos casos muy excepcionales el desarrollo de anticuerpos puede tardar este lapso de tiempo. No obstante, en la mayoría de los casos no es necesario.



Es importante tener en cuenta que aunque el desarrollo de los anticuerpos puede tardar un tiempo, ni bien una persona se infecta con VIH puede transmitir el virus a otras personas.

OraQuik Examen de VIH


En tan solo 20 minutos se pueden conocer los resultados de una prueba de detección del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) gracias a un novedoso y sofisticado producto denominado Oraquick. Y lo mejor es que para cumplir su labor no requiere ni una sola gota de sangre ni tampoco de costosos reactivos.

“Oraquick es una de las pruebas orales más rápidas de detección en el mundo del VIH y que no necesita de alguna muestra de sangre, sino más bien trabaja con las glándulas de la saliva. El beneficio de este producto es que tiene un 99,8% de efectividad”, señaló a El Comercio Antelmo Terrades, representante del producto para América Latina.
Esta prueba rápida fue presentada durante el V Foro Latinoamericano y del Caribe en VIH/Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), que se desarrolló el fin de semana pasado en nuestra capital.
VENTA RESTRINGIDA
Sin la necesidad de contar con sofisticados equipos ni costosos reactivos, este producto es empleado en 63 países con los cuales existen convenios con los respectivos ministerios de Salud, así como con organismos no gubernamentales (ONG) que desarrollan programas masivos sobre detección del VIH.

“Tenemos programas que se desarrollan en comunidades de escasos recursos y alejadas de las grandes ciudades, así como trabajos que se llevan a cabo en escuelas, centros de salud o cárceles, espacios donde existe escasa información sobre este mal”, subrayó Terrades.
Aprobada por la Administración de Fármacos y Alimentos de EE.UU. (FDA), esta prueba que se encuentra en circulación desde el 2002 no es de venta libre al público. “No se vende en farmacias por recomendaciones o normas que exigen los organismos de salud en el mundo, y porque seguimos patrones establecidos por los programas de consejerías, razón por la cual es manipulada solo por profesionales de la salud entrenados y organizaciones especializadas en estos temas”, explicó.
Es sencillo efectuar la prueba. “La paleta del dispositivo se pasa entre las encías (superiores e inferiores) y los labios, a modo de humedecerlo con fluido oral, inmediatamente se introduce en el líquido revelador en donde ocurrirá el procedimiento químico. Posteriormente la pantalla se tornará rosa y al cabo de 20 minutos este tono desaparecerá y se podrá leer el resultado”, explica Térreas.
Advirtió que los resultados no son definitivos. “Sea negativo o positivo, se recomienda otras pruebas como la de Elisa o la de Western Blot, para descartar o afirmar el resultado”.
EXPERIENCIA MEXICANA

El director general del Centro de Atención Profesional a Personas con Sida (Cappsida), el mexicano Martín Luna, señaló que este tipo de pruebas les permitió acercarse a espacios marginales de la sociedad.
“Por su facilidad de uso y manipulación, el Oraquick nos facilitó nuestro trabajo de detección temprana del VIH en espacios pocas veces concurridos, por lo que desde octubre del año pasado hasta hoy en día hemos tomado la muestra de tres mil personas”, reveló el especialista mexicano.
MÁS DATOS

La doctora Carolina San Martín, del Instituto de Salud Pública de Chile, dice que estas pruebas son recomendables para regiones rurales o de difícil acceso, siempre y cuando sean supervisadas por políticas nacionales de salud.
“Es importante el diagnóstico precoz no solo para el VIH, sino para cualquier tipo de enfermedad, pero no por ello se debe descuidar la vigilancia y protocolos que se deben aplicar”, sostuvo la especialista chilena.

Señaló que en su país existen varias regulaciones o controles que se hacen para estas técnicas de detección temprana porque siempre es bueno conocer sus ventajas, pero también sus desventajas.






sábado, 22 de mayo de 2010

Virginidad


Un tema común entre los jóvenes es el relacionado con la virginidad. Tanto los hombres, como las mujeres a menudo quieren saber qué hacer y cuánto esperar para tener por primera vez relaciones sexuales (es decir, penetración pene-vagina), más adelante aclararemos que los jóvenes actualmente tienen relaciones sexuales y no las consideran como tal.
Para poder dar una respuesta a esto es necesario aclarar que el evento de tener relaciones sexuales por primera vez, sobre todo para el caso de las mujeres, tiene un dignificado social, además del significado propio de las emociones, sensaciones y sentimientos que existen para que una joven decida tener relaciones sexuales.
Este evento en la vida de una persona, esta en medio de los valores familiares, religiosos, sociales, etc., que en muchos de los casos son como frenos que impiden el libre ejercicio del placer de la sexualidad.
Se considera virgen aquellas mujeres quienes no han sido penetradas sexualmente y por lo tanto cuentan con su himen, a pesar de que existen diversos puntos de vista tanto médicos, religiosos y sociales.
Desde la perspectiva social, es virgen aquella mujer que llega al matrimonio sin haber tenido ninguna relación sexual, sin embargo el contexto fisiológico supone que es virgen la mujer que conserva intacto su himen.
A pesar de que las dos tendencias anteriores no son completamente exactas, la existencia del himen se refiere a una delgada membrana elástica que obstruye el paso hacia la vagina y que protege los órganos internos del aparto reproductor femenino. Existen diferentes clases de himen, los cuales pueden ser tan elásticos que incluso se llegan a romper en el momento del alumbramiento. Los hay en forma de rejas, y también muy duros que se quiebran en la adolescencia o infancia al practicar ejercicio o con alguna caída.
Hay mujeres que congénitamente carecen de himen. El himen puede sangrar cuando se desgarra, lo que ocurre durante la penetración en los primeros contactos sexuales o por lesión accidental. Si se ha tomado plena conciencia de perder la virginidad, hay que tomar en cuenta diversos factores que determinarán que la primera vez sea placentera o dificultosa, según las convicciones de quien la experimente.
El experimentar una relación sexual es cuestión de elección personal, para quienes la quieran poner en práctica es importante tener previo conocimiento a lo que se va a enfrentar y a los miedos lógicos de la primera vez. Para muchas mujeres el primer contacto sexual difiere mucho del momento más placentero de su vida o la noche de sus sueños, ya que la penetración se dificulta de sobre manera causando un gran dolor para algunas y sangrado para otras.
Desde el punto de vista de algunas religiones, la virginidad es considerada como un tesoro irrefutable que determina la pureza de una mujer, sin embargo los tiempos cambian y actualmente la mujer comienza a conocer más su cuerpo y a descubrir que sus órganos sexuales no sólo fueron hechos para la reproducción, sino también para disfrutar plenamente su sexualidad, ya sea con una pareja o con ella misma.
El erotismo debe ser considerado como parte fundamental en la vida del ser humano para un desarrollo sano de la mente y cuerpo, y no como una cuestión pecaminosa y de vergüenza. Si bien es cierto que la virginidad está estrechamente relacionado a un concepto meramente tradicional y religioso, las mujeres no tienen que ser valoradas ni estigmatizadas por el hecho de tener himen o no, pues antes que eso, el valor de un ser humano va más allá de las condiciones sexuales con las que vive.
La virginidad no garantiza el no haber tenido relaciones sexuales, es tiempo de desechar tabúes y miedos que sólo reprimen la sexualidad en los seres humanos y hacen menos satisfactoria la relación entre parejas. Aunque muchos mitos suponen que la virginidad es un sello de garantía de la mujer para el hombre, esto es absolutamente falso, puesto que la mujer no es un artículo que se pueda comprar y después de usado, desecharlo a la basura.
Una de las creencias populares es que si una mujer sigue siendo virgen es una persona amargada y frustrada, también es absolutamente falso; la decisión de tener relaciones sexuales es una cuestión meramente personal que se hace por convicción.


Existen parejas que llevan años juntos y no han logrado hacer el amor. No porque no quieran o no tengan deseos, sino porque, en este caso, la mujer no lo permite.



  • El miedo ante la pérdida de la virginidad pareciera ser una reacción normal, especialmente en la población femenina, que durante toda su vida ha escuchado comentarios sobre el dolor que este acto provoca. Sin embargo, hay algunos casos en que esta angustia se vuelve un impedimento para iniciar su vida sexual.

  • Existe una disfunción sexual femenina de orden sicológico denominada vaginismo, que imposibilita la penetración debido a que los músculos perineales se contraen violentamente. "Esta es una reacción involuntaria, aunque la persona quisiera, tratara o colaborara, el espasmo se produce igual", afirma la doctora Ximena Fuentes, psiquiatra de Clínica UC San Carlos de Apoquindo.

  • Y agrega, "los pacientes piensan que la sensación va a ser tan dolorosa que no les permite relajarse, ni entregarse a la experiencia total".

  • A la consulta de la especialista, han llegado matrimonios que sólo llevan meses de casados, como también, otros que han vivido con este problema por más de 10 años. "Para estos últimos casos la importancia y evolución del cuadro clínico indicará si se requerirá desarrollar un tratamiento, un trabajo en conjunto a otros especialistas", asevera.

miércoles, 19 de mayo de 2010



















Como hablar sobre el condon con tu pareja


Si bien resulta difícil hablar del tema, hablar sobre el uso de condones antes de tener relaciones sexuales es lo mejor que puedes hacer. Algunas personas, incluso las que ya mantienen relaciones sexuales, sienten vergüenza sobre el tema de los condones. Pero el hecho de no hablar sobre los condones afecta la seguridad de la persona. El uso adecuado de condones cada vez que se tiene contacto sexual es la mejor protección contra las enfermedades de transmisión sexual (STD, por sus siglas en inglés), incluso aunque estés utilizando otro método anticonceptivo, como la píldora.
Entonces, ¿cómo puedes vencer la vergüenza que te produce hablar sobre el tema? En primer lugar, puede ser útil averiguar cómo luce un condón, cómo funciona y cómo se siente manipular uno. Compra una caja de condones para familiarizarte.

El próximo paso con el que debes sentirte cómodo es con traer a colación el tema del condón con tu pareja. Piensa en algunas frases para plantear el tema. Si piensas que tu pareja se opondrá, prepara tu respuesta con anticipación. Éstas son algunas posibilidades:
Tu pareja dice: “Es incómodo”.Tú podrías recomendar otra marca o tamaño.
Tu pareja dice: “Me saca las ganas”.Dile que tener sexo sin protección te saca las ganas a ti. Y en forma permanente.
Tu pareja d
ice: “Si realmente nos amamos, debemos confiar el uno en el otro”.Dile que justamente porque se aman tanto deseas asegurarte de que ambos estén seguros.
Tu pareja dice: “¿Tienes miedo de contagiarte algo?”La respuesta natural: “A veces las personas ni siquiera saben que tienen infecciones, así que es mejor estar seguros”.
Tu pareja dice: “No disfrutaré del sexo si uso un condón”.Dile que tú no puedes disfrutar del sexo a menos que sea seguro.
Tu pareja dice: “No sé cómo ponérmelo”.Ésta es fácil: “Así, yo te mostraré”.
Una vez que te hayas familiarizado con los condones y hayas practicado tu rutina, deberás escoger el momento adecuado para hablar del tema con tu pareja. El momento indicado para hacerlo es mucho antes de que se encuentren en una situación en la que podrían necesitar un condón. En el fragor del momento, es más probable que una persona se sienta presionada y haga algo de lo que podría arrepentirse más ta
rde.

viernes, 14 de mayo de 2010
















Enfermedades de transmisión sexual (ETS) y adolescentes

Lydia Shrier, MD, MPH. En un estudio reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), se determinó que 1 de cada cuatro niñas de entre 14 y 19 años de edad padecía al menos una de las cuatro enfermedades de transmisión sexual (ETS) (virus del papiloma humano (HPV), chlamidia, herpesvirus simple, y tricomoniasis). El contagio del virus del papiloma humano (HPV) fue la enfermedad más común, afectando al 18% de las adolescentes.
Lydia Shrier, MD, MPH, directora de investigaciones con base clínica de la División de Medicina para Adolescentes y Adultos Jóvenes en el Children's Hospital Boston, comparte sus ideas sobre este estudio y ofrece a los padres preocupados algunos consejos sobre la salud sexual de sus hijos adolescentes.

¿Por qué las ETS son tan comunes en las adolescentes hoy? ¿Las tasas se han incrementado en los últimos 5-10 años?

Creo que no sabemos con exactitud si las tasas de ETS han aumentado entre las adolescentes, o si en realidad estamos realizando una mejor tarea de detección de ETS en esta población. Hemos mejorado las pruebas para la chlamidia y como habitualmente no analizamos otras ETS en el estudio, no tenemos datos de unos 20-30 años atrás para comparar.
Lo que el informe de los CDC hace es describir lo que quienes investigamos las ETS ya sabemos desde hace tiempo: las adolescentes tienen un riesgo altísimo de contraer ETS. El estudio utilizó datos de la Encuesta Nacional sobre Exámenes de Nutrición y Salud 2003-2004, en la que los investigadores identificaron una muestra diseñada para representar a la población de EE. UU. Concurrieron a las casas de los participantes y les realizaron varias pruebas, incluyendo las de ETS. De este modo, las personas quienes normalmente no se someten a las pruebas de ETS son representadas en los resultados.

Según el estudio de los CDC, casi la mitad de las adolescentes afroamericanas que participaron del estudio padecía una ETS. ¿Por qué se registra tal discrepancia?

Creo que es un tema complicado. La diferencia puede ser ocasionada en parte por problemas como el acceso a atención médica de calidad, la falta de transporte hacia la atención médica y la pobreza. En algunas comunidades predominantemente afroamericanas, puede existir cierta desconfianza del sistema de cuidados de la salud. En algunas comunidades afroamericanas, es posible que se considere una conducta más común o de mayor aceptación cultural el hecho de que las adolescentes jóvenes y sin experiencia se acuesten con hombres mayores con más experiencia sexual que probablemente padezcan una ETS.
Es importante saber que ser de origen afroamericano es un marcador de riesgo en lugar de un factor de riesgo para contraer una ETS. Las tasas más altas de contagio no están relacionadas con las diferencias biológicas, sino con el hecho de que la raza afroamericana representa otras cuestiones que generalmente no se miden.

¿Qué es la vacuna contra el HPV y cuán efectiva es a la hora de evitar que las adolescentes se contagien las infecciones de HPV?

HPV es un grupo integrado por más de 100 tipos diferentes de virus, más de 30 de los cuales se transmiten sexualmente. Los tipos de HPV de bajo riesgo pueden ocasionar verrugas genitales benignas pero molestas, o cambios anormales en el cuello uterino, pero generalmente no evolucionan en una enfermedad grave. Sin embargo, los tipos de alto riesgo pueden ocasionar un cáncer cervical y, rara vez, cáncer de vulva, vagina, ano o pene. No existe cura para el HPV y una persona puede tener más de un tipo.
En la actualidad, la vacuna contra el HPV actúa contra dos tipos de HPV que causan el 70 por ciento de los cánceres cervicales y dos tipos de HPV que causan el 90 por ciento de las verrugas genitales. Es muy efectiva para prevenir el contagio de estos tipos de HPV. Es importante saber que la vacuna no previene el contagio de otros tipos de HPV.
La vacuna contra el HPV se administra en tres dosis que se colocan a los 0, 2, y 6 meses. Definitivamente se recomienda que todas las adolescentes reciban la vacuna, generalmente a los 11 o 12 años de edad. Las adolescentes y mujeres mayores (hasta 26 años de edad) pueden recibir la vacuna en cualquier momento.
El HPV no se puede curar, pero sí tratar y controlar. Podrá tratar las verrugas genitales y los cambios en el cuello uterino, pero el virus seguirá allí.

Las ETS afectan tanto a varones como a mujeres. ¿Los padres deben tener en cuenta a sus hijos varones cuando discutan sobre sexo?

Tanto los varones como las mujeres deben conocer las ETS. Existen varias razones por las que los varones son examinados con menor frecuencia y presentan tasas menores de ETS que las adolescentes mujeres. En comparación con las adolescentes, los varones adolescentes registran tasas menores de contagio. Las adolescentes suministran datos de vigilancia ya que probablemente asisten a controles de cuidados de la salud de forma más regular y se someten a las pruebas de ETS. La prueba de orina para detectar ETS en los varones todavía es relativamente nueva. A medida que los proveedores comiencen a agregarla a los chequeos regulares, podremos ver más casos de contagio en los varones. Además, se presentan diferencias en la adquisición y contagio de ETS entre varones y mujeres. Por ejemplo, la mayoría de las ETS se transmiten con mayor facilidad a través del contacto con las membranas mucosas. Las mujeres tienen una mayor área de superficie en las membranas mucosas que recubren su vagina que la que tienen los hombres alrededor de su uretra. A menudo, los hombres no tienen síntomas de una ETS y por ende, no se tratan y sin darse cuenta transmiten la enfermedad a sus compañeras.
Por muchas otras razones además de las ETS (por ejemplo, embarazos no deseados y violencia en la intimidad con la pareja), los padres deben ayudar a sus hijos a crecer para convertirse en adultos responsables y sexualmente sanos. Si no habla con ellos sobre la prevención de las ETS, el embarazo, el respeto mutuo y demás asuntos ligados a las relaciones sexuales (si usted considera o no que no deberían tener sexo antes de ser adultos o casarse), entonces tendrán que confiar en lo que aprenden de otras fuentes, como sus amigos o los medios de comunicación.

martes, 4 de mayo de 2010

Flujo vaginal

El flujo vaginal se refiere a las secreciones provenientes de la vagina y puede variar en:
  • Consistencia (espeso, pastoso, líquido)
  • Color (transparente, turbio, blanco, amarillo, verde)
  • Olor (normal, inodoro, maloliente)

Consideraciones

El hecho de tener alguna cantidad de flujo vaginal es normal, especialmente si usted está en edad de procrear. Las glándulas en el cuello del útero producen un moco transparente. Estas secreciones se pueden tornar de un color blanquecino o amarillento al exponerse al aire, pero éstas son variaciones normales.
La cantidad de moco producido por las glándulas cervicales varía a lo largo de todo el ciclo menstrual, lo cual es normal y depende de la cantidad de estrógeno que circula en el cuerpo. También es normal que las paredes de la vagina liberen algunas secreciones, cuya cantidad depende de los niveles hormonales en el cuerpo.
Un flujo vaginal que súbitamente cambia de color, olor o consistencia, o aumenta o disminuye significativamente en cantidad, puede ser indicio de un problema subyacente, como una infección.

Causas

Las siguientes situaciones pueden aumentar la cantidad de flujo vaginal normal:
  • Estrés emocional
  • Ovulación (la producción y liberación de un óvulo del ovario en la mitad del ciclo menstrual)
  • Embarazo
  • Excitación sexual
El flujo vaginal anormal puede deberse a:
  • Vaginitis atrófica (se observa en mujeres que han pasado por la menopausia y tienen niveles bajos de estrógenos)
  • Vaginosis bacteriana (VB): las bacterias que normalmente viven en la vagina se multiplican en forma exagerada, causando un flujo grisáceo y un olor a pescado que empeora después de una relación sexual. Esta afección por lo general no se transmite sexualmente.
  • Cáncer vaginal o de cuello uterino (rara vez es una causa de flujo excesivo)
  • Clamidia
  • Vaginitis descamativa y liquen plano
  • Un tampón o un objeto extraño olvidado
  • Gonorrea
  • Otras infecciones y enfermedades de transmisión sexual
  • Tricomoniasis
  • Candidiasis vaginal

Cuidados en el hogar

Para ayudar a prevenir y tratar el flujo vaginal:
  • Mantenga el área genital limpia y seca.
  • No tome duchas vaginales. Si bien muchas mujeres se sienten más limpias si utilizan duchas vaginales después de una menstruación o relación sexual, puede en realidad empeorar el flujo vaginal, ya que ésta elimina las bacterias sanas que recubren la vagina y que están allí para protegerla contra una infección. También puede llevar a infección en el útero y las trompas de Falopio y nunca se recomienda.
  • Utilice una crema vaginal o un supositorio de venta libre para el tratamiento de candidiasis vaginal SI usted sabe que padece dicha infección.
  • Tome yogur con cultivos vivos o tabletas de Lactobacillus acidophilus cuando esté tomando antibióticos para evitar una candidiasis vaginal.
  • Use condones para evitar contraer o diseminar enfermedades de transmisión sexual.
  • Evite el uso de aerosoles, fragancias o polvos de higiene femenina en el área genital.
  • Evite el uso de pantalones largos o cortos extremadamente apretados, los cuales pueden causar irritación.
  • Use ropa interior de algodón o pantimedias con entrepierna de algodón. Evite la ropa interior hecha de seda o nailon debido a que estos materiales no son muy absorbentes y restringen el flujo de aire. Esto puede incrementar la sudoración en el área genital, lo cual puede ocasionar irritación.
  • Use protectores y no tampones
  • Si tiene diabetes, mantenga un buen control de los niveles de glucemia.
Si el flujo es causado por una enfermedad de transmisión sexual, la(s) pareja(s) sexual(es) se debe(n) tratar, incluso si no tiene(n) síntomas. La negativa de las parejas sexuales a aceptar tratamiento puede causar reinfección continua y puede conducir a enfermedad inflamatoria pélvica o infertilidad.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al médico inmediatamente si:
  • El flujo está asociado con dolor abdominal, pélvico o fiebre.
  • Ha estado expuesta a un compañero sexual con gonorrea, clamidia u otra enfermedad de transmisión sexual.
  • Tiene mucha sed o apetito, inexplicable pérdida de peso, aumento en la frecuencia urinaria o fatiga, ya que pueden ser señales de diabetes.
También llame si:
  • El flujo vaginal se presenta en una niña que no ha llegado a la pubertad.
  • Cree que el flujo puede estar relacionado con un medicamento.
  • Tiene preocupación porque pueda estar padeciendo una enfermedad de transmisión sexual o no está segura de una posible exposición.
  • Los síntomas empeoran o duran por más de una semana a pesar de las medidas de cuidados caseros.
  • Tiene ampollas u otras lesiones en la vagina o en la vulva (genitales exteriores).
  • Presenta sensación de ardor al orinar u otros síntomas urinarios, ya que se puede tener una infección urinaria.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El médico elaborará la historia clínica y realizará un examen físico incluyendo un examen pélvico.
Algunas de las preguntas de la historia médica pueden ser:
  • ¿Cuándo comenzó el cambio o el flujo vaginal anormal?
  • ¿Tiene la misma cantidad y tipo de flujo vaginal a lo largo del mes?
  • ¿Cuál es la apariencia del flujo (color y consistencia)?
  • ¿Tiene olor?
  • ¿Siente dolor, picazón o ardor?
  • ¿Su pareja sexual también tiene flujo?
  • ¿Tiene múltiples parejas sexuales o parejas que no conoce muy bien?
  • ¿Qué tipo de método anticonceptivo utiliza?
  • ¿Usa condones?
  • ¿Hay algo que alivie el flujo?
  • ¿Ha usado cremas que no requieren receta médica? ¿Le han ayudado?
  • ¿Usa duchas vaginales?
  • ¿Tiene otros síntomas como dolor abdominal, prurito vaginal, fiebre, sangrado vaginal, erupción, verrugas genitales u otras lesiones o cambios en la micción como dificultad o dolor al orinar o sangre en la orina?
  • ¿Qué medicamentos está tomando?
  • ¿Sufre de alguna alergia?
  • ¿Recientemente ha cambiado los detergentes o jabones que acostumbra utilizar?
  • ¿Acostumbra a usar ropas muy ceñidas?
  • ¿Cuándo fue su última citología (Pap)? ¿Alguna vez ha tenido una citología vaginal anormal?
Los exámenes de diagnóstico que pueden realizarse son:
  • Cultivo del cuello uterino
  • Examen de una muestra del flujo vaginal bajo el microscopio
  • Citología vaginal
El tratamiento depende de la afección subyacente. Es posible que se ordene el uso de supositorios o cremas y se pueden prescribir antibióticos. En los casos difíciles, se puede requerir el uso de medicamentos orales para el tratamiento de hongos o tricomonas. Asimismo, la pareja o parejas sexuales también pueden necesitar tratamiento.

Nombres alternativos

Secreción de la vagina

Chancroide

Es una enfermedad bacteriana que se disemina únicamente por contacto sexual.

Causas

El chancroide causado por un tipo de bacterias llamadas Haemophilus ducreyi.
La enfermedad se encuentra principalmente en las naciones en vías de desarrollo y países del tercer mundo. En los Estados Unidos, solamente se diagnostican unos cuantos cientos de casos cada año y la mayor parte corresponde a personas que han viajado a zonas fuera del país donde se sabe que la enfermedad ocurre frecuentemente.
Los hombres incircuncisos tienen un riesgo mucho mayor que los hombres circuncidados de contraer el chancroide de una pareja infectada. El chancroide es un factor de riesgo para contraer el virus del VIH.

Síntomas

En un período de 1 día a 2 semanas después de contraer el chancroide, una persona desarrollará una protuberancia pequeña en los genitales, la cual se convierte en una úlcera al día siguiente de su aparición. La úlcera:
  • Varía en tamaño desde los tres milímetros (1/8 de pulgada) hasta los cinco centímetros o 2 pulgadas de ancho
  • Es dolorosa
  • Es suave
  • Tiene bordes definidos de forma muy nítida
  • Tiene bordes irregulares o desiguales
  • Tiene una base recubierta de un material gris o amarillo-grisáceo
  • Tiene una base que sangra fácilmente si se lesiona o rasca
Aproximadamente la mitad de los hombres afectados presenta una sola úlcera, mientras que las mujeres afectadas presentan con frecuencia cuatro o más úlceras, las cuales aparecen en partes específicas.
Los lugares comunes en los hombres son:
  • Prepucio
  • Surco detrás de la cabeza del pene (surco coronal)
  • Cuerpo del pene
  • Cabeza del pene (glande)
  • Abertura del pene (meato uretral)
  • Escroto
En las mujeres, la ubicación más común de las úlceras es en los labios externos de la vagina (labios mayores). Pueden presentarse las "úlceras besadoras", las cuales aparecen en superficies opuestas de los labios genitales. Otras áreas, como los labios internos de la vagina (labios menores), el área entre los genitales y el ano (área perianal) y la parte interna de los muslos también pueden resultar comprometidas. Los síntomas más comunes en las mujeres son micción y relación sexual dolorosas.
La úlcera puede lucir como un chancro, la úlcera típica de la sífilis primaria.
Aproximadamente la mitad de las personas infectadas con chancroides presentará inflamación de los ganglios linfáticos inguinales, los que se ubican en el pliegue entre las piernas y la parte inferior del abdomen.
La mitad de aquellos que tienen inflamación de los ganglios linfáticos inguinales progresarán hasta el punto en que irrumpan a través de la piel, produciendo abscesos que supuran. Los ganglios linfáticos inflamados y los abscesos se conocen con frecuencia con el nombre de bubones.

Pruebas y exámenes

El diagnóstico del chancroide se hace examinando la(s) úlcera(s) y verificando la presencia de ganglios linfáticos inflamados. No hay exámenes de sangre para el chancroide.

Tratamiento

La infección se trata con antibióticos entre los que se cuentan: azitromocina, ceftriaxona, ciprofloxacina y eritromicina. Las inflamaciones grandes de los ganglios linfáticos requieren drenaje, ya sea con aguja o con cirugía local.

Pronóstico

El chancroide puede mejorar por sí solo. Sin embargo, algunas personas pueden tener úlceras dolorosas que supuran durante meses. El tratamiento con antibióticos por lo general elimina las lesiones rápidamente dejando muy poca cicatrización.

Posibles complicaciones

Las complicaciones abarcan fístulas uretrales y cicatrices en el prepucio del pene en los hombres incircuncisos. A los pacientes afectados por el chancroide también se los debe examinar en busca de sífilis, VIH y herpes genital.
Los chancroides en personas con VIH pueden tardar mucho más tiempo para sanar.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si presenta síntomas de chancroide. También consulte si ha tenido relaciones sexuales con una persona que se sabe que padece cualquier enfermedad de transmisión sexual o si ha estado involucrado en prácticas sexuales de alto riesgo.

Prevención

El chancroide es una infección bacteriana que se trasmite por contacto sexual con una persona infectada. El hecho de evitar todas las formas de actividad sexual es la única manera absoluta de prevenir una enfermedad de transmisión sexual.
Sin embargo, los comportamientos sexuales seguros pueden reducir el riesgo. El uso apropiado de condones, ya sea del tipo masculino o femenino, disminuye enormemente el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual. Es necesario usar el condón desde el comienzo hasta el final de cada actividad sexual.